martes, 14 de febrero de 2012

Pendientes azul eléctrico



¡Hola otra vez! Os enseño unos pendientes que me hice hace poco. Por cierto, este color azulón tan fuerte va a ser tendencia esta temporada, así que resulta que mis pendientes reciclados estarán a la moda. Utilicé 2 círculos de nácar azul de unos pendientes sosos que tenía por ahí, y los renové con un recorte sobrante de cadena dorada.
¿Cómo los hice? Creo que más fácil no os lo puedo poner…

1. Divides el trozo de cadena en 2 partes, una para cada pendiente. Si los eslabones son de los que se abren, sacas uno con el alicate y ya está. Si no, lo cortas. 
2. Coges uno de los trozos y lo doblas a la mitad. El eslabón que te queda justo en el centro es el que debes sujetar al cierre del pendiente: abre un poquito la anilla que tiene el cierre, pasa el eslabón y cierra. También puedes poner una anilla pequeña para unir cadena y cierre, si te es más fácil o te gusta más.
3. Coges una arandela, la abres y pasas por ella el círculo de nácar y los dos extremos de la cadenilla. Cierra la arandela. Repite los pasos 2 y 3 para hacer el otro pendiente.







martes, 7 de febrero de 2012

Personalizar una prenda con un collar



Para esta idea hace falta bien poco. Ahí va la “receta”:
  • 1 collar que no utilices.
  • 1 prenda que quieras actualizar (camiseta, vestido, jersey…)
  • 2 arandelas medianas.
  • 2 mosquetones y 2 arandelas pequeñas (si el collar no los tiene ya).
  • Aguja y un poco de hilo.
  • Alicate de bisutería (si no lo tienes, uno de puntas finas de los de electricista será perfecto).
1º. Si el collar no tiene ya un mosquetón en cada extremo, los colocamos así: abrimos la arandela con ayuda del alicate, pasamos el mosquetón y cerramos la arandela. Lo mismo en el otro extremo del collar.
2º. Ahora hay que coser las arandelas medianas a la prenda. Ponemos una a cada lado del escote. Haz una prueba primero para ver el punto aproximado donde las coserás, y ver si te convence cómo queda.
3º. Engancha el collar al escote de la prenda. ¡Y ya está!


Un truco: yo utilicé las arandelas de un sujetador viejo y estropeado que ya iba a tirar. Las arandelas de corsetería son estupendas para reciclar, porque son planas, se cosen muy bien por dentro de las prendas, son resistentes y no te rozarán ni te darán alergia.
Podrás quitar el collar cuando no te apetezca llevarlo, ponerlo en otra camiseta… Además evitarás que se estropee al lavar la prenda. 

detalle de la arandela interior




detalle de los enganches del collar (mosquetones)



resultado final