lunes, 28 de noviembre de 2011

Portapendientes hecho a mano




Otra de mis aficiones, bastante adictiva también, es el punto de cruz. Cuando se termina una labor siempre quedan recortes de tela y se me ocurrió una idea para aprovecharlos. 





Un día me di cuenta de que tenía muchas tiras de tela guardadas en una caja. Me daba pena tirarlas, aunque no me servían para otras labores porque eran trozos muy pequeños...Pues bien, estas telas tienen una trama muy peculiar que las hace estupendas para pinchar pendientes en ellas, así que las utilizo para mantener ordenados los pendientes más pequeños dentro del joyero. También son muy útiles para llevar pequeñas joyas de viaje, porque puedes doblar y enroscar el tejido para, por ejemplo, llevarlo en un neceser o compartimento del bolso. Ahí os van unas fotos de ejemplo. En este caso, hice un sencillo remate a punto bajo de ganchillo en el orillo de la tela, aprovechando también restos de hilos de colores. Se puede hacer también adornándolo un poco más, al gusto personal de cada uno. 

Si adaptamos esta idea le podemos dar muchos más usos. Por ejemplo, sirve también para portar anillos haciendo el mismo modelo un poco más grande, enroscándolo y fijándolo con unas puntadas. O ¿por qué no regalar unos pendientes a una amiga presentándolos en una tarjetita de tela personalizada? ¡Espero que os guste la idea!

No hay comentarios:

Publicar un comentario