sábado, 19 de noviembre de 2011

De una pulsera me hice unos pendientes










Una muestra de cómo se pueden aprovechar las cosas. Aquí la tenéis. Hace tiempo me compré una pulsera (baratísima) y resulta que me quedaba algo grande. Bueno, pues con el trocito que sobraba me hice unos estupendos pendientes a juego.





Sólo tuve que separar las piezas que iba a retirar de la pulsera; en este caso retiré 2 de cada lado del cierre. En las siguientes fotos veis el reverso de la pulsera. Tiene unas patillas pequeñas; sólo tuve que abrirlas con los alicates (¡con mucho, mucho cuidado!) ponerles los cierres tipo ganchito hippie y ya está. 






Reverso del pendiente
Reverso de la pulsera


Resultado final

1 comentario: